“El Estado colombiano nos ha convertido en la región más empobrecida del continente americano en el pacífico”: comunidades del Pacífico Nariñense

Cerca de mil personas provenientes de doce municipios del Pacífico Nariñense llegaron a Tumaco para presentar en audiencia pública la situación de crisis humanitaria que vive esta región.

-Veintidós congresistas fueron convocados a la audiencia, únicamente llegaron tres a escuchar a las comunidades, dos de ellos pertenecientes a la Comisión de Paz.

-A pesar de los reclamos a las entidades del Estado presentes, no se generaron compromisos claros con la población ni acciones inmediatas para atender la crisis.

Las comunidades denunciaron el olvido del Estado ante las familias que han sufrido la desaparición forzada, las más de 900 personas afectadas por los desplazamientos, la baja inversión educativa, la falta de oportunidades que llevan a los jóvenes, mayoritariamente, a entrar en la ilegalidad, la ausencia de garantías de protección para líderes, lideresas y toda la población, pues diariamente hay muertos. Denunciaron que la economía en el Pacífico Nariñense es crítica, no hay infraestructura hospitalaria ni educativa y los compromisos hechos por las instituciones del Estado han sido incumplidos.

Tumaco tuvo la mayor cifra de homicidios, de asesinatos a líderes sociales y de abusos sexuales a menores durante 2018 en el país, según Human Rigth Watch.Las comunidades afirman que el escalamiento de la violencia tiene que ver con la falta de acceso a derechos fundamentales y a la indiferencia del Estado, señalan que el abandono a las comunidades negras y del litoral Pacífico por parte del Estado es racismo estructural y llaman al “poder de unidad del pueblo negro” para resistir a la violencia.

Aseguran que el mayor acto de presencia del Estado se evidencia en la militarización del territorio, pero que esto, en lugar de llevar la paz, incrementa el miedo y la incertidumbre y no responde a las necesidades de la población.

En la audiencia convocada por la Comisión de Paz del Senado de la República sólo tres senadores se hicieron presentes: Gustavo Petro, Gustavo Bolívar y Aida Avella; además participó el Alcalde de Tumaco y entidades públicas como la Unidad Nacional de Protección - UNP, directores de DDHH del Ministerio de Interior y Ministerio de Defensa, la Vicedefensoría del Pueblo, la Gobernación de Nariño, la Procuraduría Provincial y la Dirección Seccional de la Fiscalía de Nariño.

El Ministerio del Interior planteó desarrollar una mesa de trabajo en las semanas posteriores a la audiencia, más allá de eso, no se generaron compromisos ni acciones concretas. Jaime Salazar, líder social de la región, señaló que “en la audiencia se demostró lo poco que importa el Pacífico Nariñense para el resto del gobierno, pues han sido muy pocos los que hicieron presencia”. 

El principal llamado de las comunidades es a que el Estado ponga la mirada en la región y no olvide que el Pacífico Nariñense existe y que la crisis humanitaria que enfrenta es un asunto de orden nacional. Ante esto, se estableció la necesidad de convocar a un debate de control político exigiendo explicaciones frente a los incumplimientos en materia de derechos humanos y buscando compromisos con las comunidades para mejorar las condiciones de vida y detener la violencia en los doce municipios afectados.

Las organizaciones sociales,movimientos de mujeres, consejos comunitarios, comunidades indígenas, población campesina, palenques urbanos, víctimas, defensores y defensoras de DDHH, mesas de jóvenes, con acompañamiento del Colectivo Orlando Fals Borda, movilizaron el desarrollo de la Audiencia Pública por la “Situación del Pacífico Nariñense en la Construcción de Paz, Derechos Humanos y Acuerdos con las Comunidades”e insistieron en que al Pacífico Nariñense debe llegar la paz.

Para ampliar la información sobre la Audiencia Pública puede comunicarse al correo electrónico [email protected]y a los teléfonos 304 481 1023 y 318 561 2285.